Concentración contra la violencia machista

Os esperamos el próximo martes 3 de abril en Plaza España a las 19:00h.

 

JUNTAS CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

 

“Es algo que repito mucho, porque creo que es lo más difícil que he hecho en mi vida, volver a ser yo misma, reconstruirme tras estar con un maltratador que me dejo en ruinas.
Hoy intento que otras mujeres lo consigan, aunque tengo que reconocer, que en muchas ocasiones me siento Quijote contra los molinos.
Como convencer a una chica, de que la persona de la que cree estar enamorada, por lo que lo ha dejado todo y entregado todo, es un maltratador? como hacerle ver, que quiere anularla y destruirla, y que disfruta con ello?
Lo peor, es cuando consigo que lo entiendan, y su mirada en un segundo cambia, se oscurece, y la rabia y los porqués te dejan vacía.
En ese momento la frase que sale de las más de cien mujeres que he intentado ayudar, es la misma, ME QUIERO MORIR, y cada vez que me la dicen, creo que los molinos son mucho más fuerte que yo, que es tan difícil quitar esa sensación, reconstruir lo que un maltratador a destruido durante tanto tiempo.
Pero las entiendo, porque yo tenía esa mirada, porque yo repetí una y mil veces esa frase, hasta que día tras día, después de luchar por seguir tu vida, por huir de un hombre que jura matarte (y sabes que podría hacerlo) toman la gran decisión de su vida QUIERO VIVIR y salen de un pozo, en el que no os confundáis mi papel es solo el de tirar una cuerda.
Las que se destrozan las manos, escalando, encontrándose, enfrentándose a una sociedad que no las entiende y las culpa de aguantar, son ellas.
Y aquí el cambio es milagroso, los llantos se transforman en risas, ya siempre te mira a lo ojos, y como si de una quimio se tratará, son conscientes que queda lo más duro, pero también lo son de que saldrán, serán felices, y volverán a ser ellas mismas.
En ese momento han ganado la guerra al maltratador.
Hoy quiero dar las GRACIAS todas las mujeres que aun luchando contra molinos, han ganado.
Y aunque es un camino que te desgasta el alma y el cansancio es insoportable, nunca os rendís.
No os equivoquéis quien cae en el maltrato no es débil, son los seres humanos más fuertes que conozco.”

 

Marina Marroquí