Valoración de la FABZ del proyecto de presupuestos municipales

Desde la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), de la que forma parte esta Asociación Vecinal de La Paz, hace una valoración del proyecto de presupuestos municipales presentados por el Gobierno de Zaragoza:

Este borrador de presupuestos hay que valorarlo, inicialmente, desde la experiencia de los cuatro años anteriores de gobierno municipal, en el cual formaba la actual alcaldesa con sus dos actuales tenientes de alcalde, y que contaron también con el apoyo del socio de la extrema derecha.

Sorprende que en el mismo aparezcan partidas inversoras que se han repetido sin ejecutar en años anteriores y que, por el contrario, no aparezcan infraestructuras vitales para la ciudad como la nueva depuradora de la Cartuja y las necesarias y costosas obras de saneamiento que se deberían acometer.

El proyecto de la Romareda está sirviendo de cortina de humo para obviar otras necesarias y demandadas actuaciones en los barrios populares. La experiencia también nos ratifica la baja ejecución presupuestaria con partidas que se dilatan en el tiempo anualidad tras anualidad, eso sí anunciadas y “vendidas” a la ciudadanía en varias ocasiones.

Claro ejemplo de esto último es la piscina de la Almozara (sin recuperar los millones de euros del Tiro de Pichón), Giesa, Canal Imperial en San José, viviendas municipales en el Parque Pignatelli, y un largo etcétera. Eso sí , mientras tanto, sufrimos una mala calidad del servicio transporte urbano sin reorganización líneas, limpieza y mantenimiento de la ciudad en general, y con costosas contratas, mal servicio que se hace ostensible en los barrios populares. A todo ello se añaden diferencias abismales en la ratio de inversión por habitante en determinados barrios, con otros barrios de rentas altas, la doctrina de “parterres floridos y centro como un pincel” se consagra, convirtiendo Zaragoza en una ciudad de dos velocidades, incluso tres.

La idea de participación de la sociedad civil organizada de la actual alcaldesa y su socio preferente, es la de cercenar los medios económicos para evitar su acción, por ello es denunciable a la opinión publica el escandaloso recorte del 30% de la partida del histórico convenio de participación ciudadana de grandes federaciones con la FABZ, contraviniendo así, el acuerdo del Parlamento Europeo de 2022 para que todas las administraciones públicas adopten medidas presupuestarias de apoyo a la sociedad civil organizada para garantizar una democracia sana, la gobernanza y el control participativo de las instituciones. No se pueden acometer proyectos europeos sin una verdadera participación ciudadana.

Y todo ello anunciando inversiones que vienen tanto de fondos europeos como del Gobierno Central como propias, y a la vez con un recorte de impuestos directos que beneficia a los que más tienen, mientras se aplica un “tarifazo” a la mayoría de los ciudadanos en servicios esenciales como agua y recogida de residuos urbanos. También destacamos que el fomento y las ayudas al consumo en el pequeño comercio no puede ser a costa de vulnerar el principio de renta, lo que conlleva que las rentas altas con mayor capacidad de compra salgan más beneficiadas.

En definitiva, un presupuesto más, marcado por el márquetin y el maquillaje contable, con un claro sesgo ultraconservador, continuista con los del anterior equipo municipal, y que lo fía todo a un proyecto estrella vinculado a un grupo inversor foráneo, en el cual no se contemplan ni actuaciones recogidas en los planes de barrio anteriores, ni unos verdaderos presupuestos participativos.

Total Page Visits: 581 - Today Page Visits: 1