Día Internacional de las Personas Mayores 2022

Desde la Comisión de Personas Mayores de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, siempre hemos reivindicado la mejora de las condiciones de vida de este amplio colectivo. El jueves, 29 de septiembre la Comisión de Personas Mayores de la FABZ se adelanta al Día Internacional de Personas Mayores y celebrará unas jornadas sobre Nuevos retos en atención a mayores y exclusión digital. Se instalarán mesas informativas en la plaza España desde las 11 el 28 y 29 de septiembre.

La palabra edadismo se ha empezado a utilizar con más frecuencia en los últimos años, y no solo se refiere a discriminación por edad, sino también estereotipos y prejuicios. Debemos erradicar el edadismo, y para ello se tienen que producir cambios tanto en los sistemas que lo perpetúan como en los medios de comunicación, la cultura popular, instituciones, gobierno, etc. Resulta fundamental realizar políticas de intervención por medio de programas dirigidos para reducir el impacto de las ideas y actitudes edadistas en la sociedad.

Este año exigimos una mayor implicación de las Administraciones públicas en la promoción de la autonomía personal, y la atención a las personas en situación de dependencia, porque es urgente y necesaria una buena calidad de los cuidados, que abarcan desde la atención médica integral, hasta los psico-sociales, pasando por la ayuda a domicilio.

La atención domiciliaria es un tema crucial para una sociedad española caracterizada por el envejecimiento y la prevalencia de las patologías crónicas.

Es necesario dar esa cobertura de bienestar que merece la gente después de una larga vida de trabajo  que llega a esta etapa. En una gran mayoría las personas mayores ven la residencia como la última alternativa vivencial, claramente la preferencia es ser atendida en condiciones en sus domicilios, pero para eso hay que mejorar muchísimo lo que existe actualmente.

Para que la población esté bien atendida y no requiera hospitalizaciones innecesarias, ni internamientos en residencias los cuidados y la atención domiciliaria debe ser de calidad.

La residencia, hay que recordarlo, es el último recurso cuando la funcionalidad no lo permite y cuando es imposible que sea atendido en el propio domicilio.

Se trata de un problema de organización del sistema, un sistema asistencialista, que centra la atención en la enfermedad en lugar de en la salud y de la autonomía con calidad de vida.

La pandemia nos ha enseñado que el modelo actual de residencias no puede continuar, urge un cambio radical en su concepción, diseño y gestión. Su visión actual como “buen negocio”, en manos de grupos inversores, se ha demostrado ineficiente y excluyente para la mayoría de los usuarios y usuarias.

Las Administraciones públicas tienen que garantizar el acceso a este servicio público para las rentas bajas y medias, y controlar su gestión y calidad del servicio prestado en las plazas concertadas. Todo ello con la participación de los residentes y sus familiares.

La exclusión digital de los mayores en España, un problema que va más allá de las entidades financieras convirtiéndose en un obstáculo para las personas mayores, en otras facetas de la vida diaria, en su relación con las gestiones administrativas y privadas que van desde pedir cita en el médico de cabecera hasta comprar un billete de tren, etcétera.

Se tiene que formar en medios digitales, pero también mantener la “ventanilla de atención directa” y garantizar que los servicios públicos y privados mantengan una atención presencial y telefónica de calidad.

 

Total Page Visits: 81 - Today Page Visits: 1