El Barranco de la Muerte: Apuntes Históricos

Siguiendo con el trabajo de recuperar pasajes de la historia y evolución de Torrero-La Paz, publicamos un texto que resume la extensa historia de uno de los hitos geográficos más relevantes de nuestro entorno más cercano, y sin duda el de nombre más pintoresco: El Barranco de la Muerte. Conoce de donde procede este sangriento nombre y como ha ido configurándose el lugar tal y como lo conocemos.

Barranco de la Muerte. Barrio La Paz Zaragoza 2019

Inicio del Barranco de la Muerte (al Fondo Parque Venecia. Foto J.M. Arnal)

El Barranco de la Muerte: Apuntes Históricos

Las reseñas históricas de estos lugares se remonta al siglo XII poco antes de la toma de Zaragoza musulmana el 22 de mayo de 1118 por el Rey Alfonso I El Batallador. El ejército cristiano rodeaba la Ciudad, sitiándola para después intentar su asalto. Los sitiados pidieron ayuda al rey musulmán de Valencia, y sus tropas al llegaron a las proximidades de Zaragoza enfrentándose a los guerreros cristianos.

Barranco de la muerte Torrero

Barranco de la Muerte. Cuadro de Agustín Salinas Teruel (Diputación Provincial de Zaragoza)

Con una hábil maniobra estratégica, el rey Alfonso logró atraer a estas huestes musulmanas de noche, al fondo del barranco, donde apostados aguardaban los soldados cristianos, atacando por sorpresa y produciendo una gran mortandad entre los musulmanes. Muy pocos fueron los que se salvaron, y desde entonces a este lugar se le conoció como el Barranco de la Muerte.

Siglos más tarde, y a la muerte sin descendencia en 1700 de Carlos II, el Archiduque Carlos de Habsburgo y el Duque de Anjou, Felipe, nieto de Luis XIV rey de Francia, se disputaron el trono español, desencadenándose la Guerra de Sucesión. Una guerra civil en la que también se dirimía el equilibrio de poderes en Europa, convirtiéndose así, en una confrontación internacional. Los ingleses ayudaron a los austríacos, pues no querían que dos reinos tan poderosos como Francia y España se unieran por lazos de sangre de la misma casa real.

A las tropas españolas apoyaban al Archiduque Carlos mayoritariamente compuestas por soldados procedentes de la antigua Corona de Aragón, se unieron fuerzas inglesas y alemanas, por el contrario las francesas se alían con los seguidores del Duque de Anjou apoyados por tropas castellanas. Ambos ejércitos se enfrentaron el 20 de Agosto de 1710 en las inmediaciones del Barranco de la Muerte.

Barranco de la muerte Torrero

Plano de la Batalla en el Barranco de la Muerte (Archivo Diputación Provincial de Teruel)

Los 20.000 soldados que componían las tropas de Felipe V al mando del Marqués de Bay formaban una línea en arco de espaldas a la Ciudad, desde la ribera derecha del Ebro hasta los montes de Torrero, y en su frente se alineaban los 23.000 soldados (14.000 eran alemanes) del Archiduque Carlos que aguardaba resultados en la Cartuja de la Concepción (actual barrio de la Cartuja), al mando de estas tropas estaba Stanemberg.

Barranco de la muerte Torrero

Autor: Jeremías Wolf

Todos los zaragozanos que quisieron y que estaban libres de acudir a librar la batalla, se subieron a los cabezos de los montes de Torrero para ser espectadores de la feroz contienda que se iba a desencadenar (estos lugares son hoy las cotas más altas del Barrio de la Paz). Es en este lugar donde la ferocidad combativa fue mayor, y una vez más el barranco quedó lleno de muertos y heridos. Los vencedores fueron los partidarios de Carlos, con un fatal balance de 5.000 enemigos muertos y heridos 2.500, entre ellos se contaban las bajas de 600 oficiales. El desastre fue total para Felipe, y éste disfrazado de soldado extraviado por los montes de Torrero pudo llegar a un molino en petición de auxilio y el molinero lo puso a salvo.

Barranco de la muerte Torrero

La Batalla de Zaragoza. Abraham Allard.

El barranco es atravesado por el acueducto del Canal Imperial, promovido por Ramón Pignatelli que venciendo todo tipo de trabas y dificultades políticas y de mano de obra, enfrentándose a la oligarquía , a la nobleza e incluso a la Iglesia y tener que superar los efectos de falsedades documentales, escándalos, fraudes, malversaciones de fondos y pleitos, el 14 de Octubre de 1784 logró que las aguas del canal llegarán a Casablanca, mientras los obreros trabajaban en los estribos del puente sobre el río Huerva. Poco después se ejecutaba el acueducto para salvar la altura del Barranco de la Muerte, haciendo que este lugar ya tuviera una referencia física y de progreso.

Barranco de la muerte Torrero

Acueducto Canal Imperial sobre el Barranco de la Muerte 1833 (Diputación Provincial de Zaragoza)

Pignatelli pretendía llegar con el Canal hasta el Ebro en Sástago, pero apenas consiguió prolongarlo desde este acueducto unos pocos kilómetros aguas abajo (Esclusas de Valdegrurriana y de La Cartuja), pues sus esfuerzos se estrellaron contra el terreno que contenía capas de yeso muy poroso haciendo inviable la construcción del cajero del canal de forma razonablemente económica y segura con las técnicas que se disponían en la época.

Años más tarde, encontramos una descripción del barranco en la “Guía de Zaragoza para viajeros de 1860” que recogía lo siguiente: Por la parte izquierda de los Montes de Torrero, y cerca de donde están situados los almacenes de pólvora viene extendiendo este gran torrente o barranco. En sus inmediaciones hay olivos, viñedos y algunas torres”.

Hasta hace unas décadas todavía se situaba un polvorín del ejército detrás de las tapias del cementerio de Torrero, y en la margen izquierda del barranco con huertas irrigadas por una acequia del Canal, la antigua Torre de Pena, y la más reciente y cercana al acueducto Torre Carmen, ambas ya desaparecidas.

Barranco de la muerte Torrero Foto Aérea Torrero

Fotografía aérea de 1945 (Centro Nacional de Información Geográfica)

En Septiembre de 2002 finalizaron las obras de construcción de la Ronda de la Hispanidad. Esta actuación urbanística incluyó un nuevo acueducto para el paso del Canal Imperial de Aragón sobre la Ronda, y la perforación del antiguo acueducto, para los pasos de las calzadas y aceras, así como el nuevo encauzamiento del barranco.

Barranco de la Muerte. Barrio La Paz Zaragoza 2002

Acueducto del Canal Imperial y encauzamiento del Barranco de La Muerte (J.M. Arnal)