material-escolar-la-paz

La FABZ lanza el proyecto solidario Bolsa de Material Escolar

La Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza (FABZ) ha organizado, con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza y la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Aragón (FAPAR) el proyecto solidario de reparto de material educativo entre familias vulnerables Bolsa de Material Escolar. Así se ha hecho público en una rueda de prensa en el consistorio, que también ha difundido la noticia como nota de prensa que recogemos a continuación, tal y como ha sido publicada también en la página de la FABZ barrioszaragoza,org

Bolsa de Material Escolar

Ayuntamiento, FABZ y FAPAR lanzan un proyecto solidario para dotar de material escolar a familias vulnerables

El objetivo es evitar que la crisis económica asociada a la pandemia perjudique al desarrollo formativo de los menores con menos recursos

Ya se han sumado al proyecto 150 papelerías de todos los distritos y barrios rurales, donde cualquier persona podrá realizar su aportación y participar en el sorteo de una cesta navideña

Zaragoza, miércoles 10 de junio de 2020.-Garantizar que todo el alumnado en edad escolar obligatoria (educación infantil, primaria, secundaria y formación profesional básica) de la ciudad de Zaragoza disponga del material escolar básico para el curso 2020-2021 es el objetivo del proyecto solidario Bolsa de Material Escolar, promovido por el Ayuntamiento de Zaragoza, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FAPAR).

La iniciativa ha sido presentada hoy en el Consistorio por el consejero de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, el presidente de la FABZ, Manuel Arnal,y Nieves Burón, representante de FAPAR.

Quienes quieran contribuir a este proyecto solidario podrán hacerlo a partir del lunes 15 de junio en cualquiera de las 150 papelerías de todos los distritos y barrios rurales de Zaragoza que ya se han adherido, y en otras muchas que todavía pueden sumarse. En ellas, con la aportación económica que cada persona desee, se podrá adquirir material escolar (entre un listado de productos previamente seleccionado como material de uso básico por parte de la comunidad educativa) que posteriormente será recogido por el voluntariado de la FABZ y entregado a familias vulnerables de colegios públicos y concertados.

La clientela que realice donaciones recibirá un boleto por cada euro aportado para participar en el sorteo de una cesta de productos de alimentación –coincidiendo con el número premiado de la Lotería de Navidad de 2020-, donados a su vez por las asociaciones de comerciantes a las que también se anima a sumarse al proyecto.

El consejero Ángel Lorén ha agradecido la colaboración directa de FAPAR, que llevará a cabo la distribución del material, como conocedores de las situaciones de necesidad que se dan en sus respectivos centros. El consejero ha explicado que la vocación del proyecto es “no dejar a nadie atrás”, por lo que pretende servir como complemento a las ayudas para material escolar gestionadas por los Centros Municipales de Servicios Sociales (CMSS), con el objetivo de extender el apoyo al creciente número de familias que están notando con virulencia las consecuencias económicas de la pandemia del Covid-19.

Por tanto, las ayudas de urgencia gestionadas a través de la red de CMSS dependientes del Área de Acción Social y Familia seguirán cubriendo necesidades de niños y niñas en el ámbito escolar. En 2019 se tramitaron 995 solicitudes de ayudas de material escolar, de las que se concedieron 912 por un importe total de 160.416 euros. Se tramitaron además 1.123 solicitudes de becas de comedor, de las que se concedieron 1.043, por un total de 365.186 euros.

Por su parte, el consejero Javier Rodrigo ha indicado que el Ayuntamiento tiene siempre “muy presente” al tejido social en todas sus iniciativas y una muestra de ello, ha dicho, es la presencia de las dos grandes federaciones de barrio en la Comisión por el Futuro de Zaragoza. “Para nosotros la participación es esencial y así lo hemos entendido este equipo de gobierno PP-Cs”, ha resaltado.

Reorientación del convenio anual entre Ayuntamiento y FABZ

El nuevo proyecto se enmarca en el convenio anual entre el Área municipal de Acción Social y Familia y la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, dotado con 45.000 euros y que incluye, entre otros, el programa ‘Entrevecin@s’, dirigido a la fomentar la solidaridad vecinal mediante diversas iniciativas. Este año se ha decidido reorientar el programa para dar respuesta al impacto socioeconómico de la pandemia del Covid-19, en particular para cubrir las necesidades educativas del alumnado vulnerable y evitar perjuicios en su formación y su desarrollo integral.

De esta forma, el Ayuntamiento de Zaragoza refuerza su colaboración el tejido asociativo de la ciudad, para trabajar de forma coordinada en la reducción de las desigualdades sociales y en la prevención de la pobreza infantil, como factores clave en la construcción de una sociedad más justa y cohesionada, que garantice la igualdad de oportunidades.

Bolsa de Material Escolar tendrá continuidad hasta diciembre de 2020

La campaña se va a desarrollar durante todo el verano con la colaboración del pequeño comercio de barrio, concretamente con papelerías y negocios que vendan material escolar, para realizar una llamada a la solidaridad y conseguir un acopio suficiente para que todo el alumnado de Zaragoza disponga del material necesario en el inicio de curso. No obstante, el proyecto tendrá continuidad al menos hasta final del año 2020, para garantizar la reposición de los materiales que se precisen, dentro de los lógicos márgenes de utilización.

Bolsa de Material Escolar se desarrollará en toda la ciudad de Zaragoza, llegando a todo su territorio a través de la red de asociaciones vecinales, AMPAS y centros educativos. De forma excepcional, en el caso de Educación Infantil, los receptores directos no serán los menores, sino los colegios que cuenten con vías de esa etapa donde al menos el 75% del alumnado se encuentre en situación de vulnerabilidad. El motivo que justifica la excepción radica en la forma de trabajar y en las actividades que realizan en esta etapa concreta.