Mariano Polo, in memoriam

Hoy, 8 de febrero de 2019 ha fallecido en Zaragoza nuestro compañero y amigo Mariano Polo Orizo, a los 83 años de edad.

Mariano nació en Zaragoza el 22 de julio de 1935 y estaba casado con María Asunción de Marcos Jiménez (aunque todo el mundo la conoce como Mari Carmen), con quien ha tenido seis hijos: Javier, Mayte, Carlos, Óscar, Gloria y Nacho.

Se sacó el título de operador cinematográfico, yendo a Madrid a examinarse y estuvo trabajando de operador en el cine Venecia desde su apertura hasta su cierre. Después de ir al paro y trabajar unos pocos años en otros sitios, volvió a su profesión en los cines Goya, donde se jubiló en el año 2000.

Era socio de la AVV La Paz desde su creación en los años 70 y tras su jubilación empezó a trabajar con ella casi a dedicación plena.

Los que tuvimos la suerte de conocerlo y trabajar codo a codo con él siempre recordaremos su espíritu positivo y laborioso, así como su predisposición a colaborar en todas las iniciativas que se planteasen, siempre animado a echar una mano para sacarlas adelante. Esa voluntariedad suya, siempre desinteresada, fue durante mucho tiempo un valor impagable para la Asociación y sus actividades. En todo lo que se organizaba allí estaba Mariano para ayudar, hasta que su grave y degenerativa dolencia le obligó a retirarse.

Mariano colaboró y formó parte durante muchos años de la junta de la AVV La Paz y en 2016 fue nombrado Druida de Honor (premio que anualmente otorgan la AVV La Paz y la Asociación el Cantero de Torrero) junto a su mujer Carmen de Marcos, “como reconocimiento a la implicación desinteresada, y el trabajo callado y eficientemente llevado a cabo desde la AVV La Paz y en otros ámbitos sociales, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de los vecinos y vecinas del barrio…”

Mariano Polo In memoriam

Proclamación de Mariano Polo como Druida de Honor 2016. Recordaremos siempre su alegría.

Sus últimos años los pasó en una institución asistencial pero bajo el cuidado constante de su familia que lo acompañó hasta el último momento.

Dejas un gran recuerdo y una gran huella en nuestra Asociación y en todos los que te conocieron. Decía Verlaine que “La vida humilde, en trabajos enojosos y fáciles, es una labor selecta, que requiere mucho amor”.

Vayan, finalmente, y en tu honor, estos versos del “Fratri Dilectissimo” que John Buchan escribió en memoria de un hermano fallecido:

“Con perfecta gloria, con verdad perfecta,
y nobleza hacia toda la Humanidad,
recorriste los dorados senderos de la juventud,
y luego atrás dejaste la juventud y el mundo.
Mas no, somos nosotros quienes nos marchitamos y desvanecemos,
y tú, libre de las tormentas de la edad
irás de fortaleza en fortaleza y escalarás
los peldaños de la inmortalidad”.

¡Que la tierra te sea leve, Mariano!

La Junta Directiva de la AVV La Paz

Etiquetado con